Copa de la Superliga

Boca ,se fue con la frente bien alta de Córdoba, jugó muy bien, mejor que Tigre, pero la suerte no nos acompañó..

Boca, no contó con la eficacia de sus delanteros pero si tuvo como enemigo el mal desempeño del arbitraje con Néstor Pitana a la cabeza,  quien es confeso hincha de Riber.

El partido, tuvo a Boca como, como protagonista de las mayores posibilidades de gol pero Tigre contó con un poco de ayuda del Arbitro (Montillo y Prediger deberían haber sido expulsados y la falta de suerte dos condimentos esenciales para triunfar en el fútbol.

Si hubiera merecimientos, cosa que no los hay Boca debería haber sido el que ganara el partido pero como no los hay, Tigre atacó dos veces y convirtió, Boca produjo uno de sus mejores partidos pero la suerte no estuvo de nuestro lado y nos quedamos sin nada.

Así es el Futbol en la Argentina, ponen a dirigir un árbitro que es confeso hincha de nuestros enemigos, otra coas no podía suceder más que lo que todos vimos dentro de la cancha el favoritismo por Tigres fue vergonzoso.

Después, no nos salgan con eso de que la AFA es Bostera y todas las patrañas que hablan de Boca, tanto los de Niñez, como los otros equipos gallinas.

De todas maneras Boca se retiró de la cancha con la frente bien alta,  porque no fue superado en ningún momento del partido por el conjunto del Tigre, todo lo que se diga desde ahora, es solo humo y tribunero.

Ahora a descansar,y a tener un buen mercado de pases para tratar de ganar la Copa Libertadores de America…

Rate this post

 

Deja un comentario