Boca teme que las quejas de los demás lo terminen perjudicando: el Mellizo se cansó de que hablen de “favoritismo”

Conrado Augusto Sehmsdorf

Director de la Web Somos de Boca nacido en Buenos Aires Escritor y Poeta

Conrado Sehmsdorf – who has written posts on Somos de Boca.


Las polémicas y los errores (Para somos de Boca no los Hubo) arbitrales esta vez estuvieron muy lejos de Boca. Pero las fallas del juez Baliño en el Monumental, en el partido que River y Godoy Cruz empataron 2-2, terminaron salpicando a la entidad de la Ribera.

Hay frases, tuits y situaciones que parecen ubicar al líder de la Superliga en una supuesta situación de privilegio. ¿Qué piensan en Boca? En el club intentan introducirse públicamente lo menos posible en la cuestión que hoy es tema central del fútbol argentino, pero hay una realidad: puertas para adentro están cansados de que se los apunte jornada tras jornada. Y el que primero llegó al hartazgo es el entrenador, Guillermo Barros Schelotto.

Frente a las cámaras, una de las últimas cosas que el Mellizo expresó respecto al tema lo hizo en el Nuevo Gasómetro, hace poco más de dos semanas, la noche en la que Silvio Trucco favoreció a su equipo con la mala expulsión de Gabriel Rojas, lateral de San Lorenzo, y la decisión errónea de no expulsar a Wilmar Barrios en la misma jugada: “Confío en la honestidad de los árbitros”. Tras aquella igualdad (1-1) se dijeron muchas cosas que al entrenador le causaron gracia. Así lo tomó en su momento. Porque creía que era un suceso que pasaría rápido. Tan bien lo tomó que hasta pronunció (con ironía) la frase patentada por Gallardo, y del cual ahora todos se aferran, para referirse a un contexto de hostilidad en la visita a otros estadios: la famosa “guardia alta”.

La situación ahora cambió. Las opiniones de los hinchas, los cánticos en los demás estadios contra el presidente Macri y las expresiones de los protagonistas, que dicen no poder dejar de pensar que puede haber algo raro, como aseguró el Muñeco el domingo, a Barros Schelotto lo cansa. “Le hincharon bastante las pelotas Le preocupa que todo lo que se generó termine condicionando a los árbitros y nos perjudiquen. Además sabe que tiene un buen equipo para sacar más diferencia en la tabla y para que el tema de los árbitros termine siendo menor. Todos creemos que si Boca jugase mejor, no se hablaría de todo esto”, le confió a la nacion un dirigente desde los pasillos de la Bombonera.

El DT no solo le tiene temor a los condicionamientos que puedan sentir los árbitros el 14 de marzo, en los fallos de la Supercopa Argentina, sino también a lo que suceda en la próxima fecha de la Superliga: “No está preocupado solo por el partido con River. No tiene ningún inconveniente con Gallardo ni con lo que él diga. Juegue bien o mal, Boca gana con solidez. Así que así como estamos hoy por hoy, ellos no deberían ser un gran problema”. Es que el propio Guillermo aseguró hace algunos días que no es el título lo que más le interesa, sino más bien adoptar la obligación de siempre ganarle al clásico rival. Por eso, no solo proyecta lo que pueda pasar en Mendoza sino también en la continuidad del campeonato.

La reunión que el Mellizo tuvo ayer al mediodía con el presidente de la Nación, según afirman allegados al DT, ya estaba organizada con anterioridad a las polémicas del domingo en Núñez. Y aunque cada uno puede hacer lo que guste con su vida privada, posiblemente se le pueda reprochar al técnico de Boca haber concretado la visita al despacho en Casa Rosada justo ayer. Juntos le echaron más leña al fuego. Tanto como Chiqui Tapia, el presidente de la AFA, al asistir al cumpleaños de Carlos Tevez cuando los ánimos en San Lorenzo estaban caldeados.

Tan grande es el morbo que gira alrededor de los arbitrajes sospechosos que Horacio Elizondo, Director Nacional de Arbitraje en AFA, confirmó que les ofrecerá a Boca y River la utilización del VAR en el duelo que definirá al supercampeón local. Un aspecto que desde la institución azul y oro no ven con malos ojos aceptar, aunque piensan que la presencia de la tecnología finalmente no se terminará concretando.

Mientras los índices apuntan constantemente al Xeneize, el técnico de Boca empieza asimismo a mirar de reojo. Ahora es él el que sospecha y no quiere bajar la guardia: no quiere terminar siendo el más afectado en esta lucha interminable.

Por: Franco Tossi

(LN)

 

Sobre Conrado Sehmsdorf 552 Artículos
Director de la Web Somos de Boca nacido en Buenos Aires Escritor y Poeta

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*