¡Desgarrado!

Conrado Augusto Sehmsdorf

Director de la Web Somos de Boca nacido en Buenos Aires Escritor y Poeta

Conrado Sehmsdorf – who has written posts on Somos de Boca.


Fernando Gago sufrió un desgarro grado II. Así lo demuestran los estudios previos, realizados en los Estados Unidos.

El talentoso Volante de Boca Juniors, Fernando Gago, durante el partido a puertas cerradas frente al Miami United, sintió una molestia en el isquiotibial derecho y tuvo que ser remplazado por Bebelo Reynoso. Para resguardarlo, pero lo que los médicos llaman distensión muscular para suavizar la lesión es ni más ni menos que un desgarro grado II.

Gago había jugado aquel último partido ante Huracán donde Boca empato 2 a 2, sin sentir molestias luego de su grave lesión durante el partido con Perú que le demando más de 6 meses de recuperación, pero la exigencia de la pretemporada lo saco otra vez de la competencia.

La recuperación de este tipo de lesiones demanda más de 21 días ya que primero hay que recuperar el musculo y luego fortalecer la zona afectada por la lesión.

Por esta razón estamos en condiciones de afirmar que ,el mediocampista se perderá gran parte del comienzo de la temporada, no podrá estar en la Copa Argentina ,ni jugar el partido ante el Barcelona y creo que recién podría jugar la vuelta de la Copa Libertadores en Paraguay. Ya que el 8 de agosto cumpliría 23 días desde su lesión y seria arriesgado que juegue.

¿Que es un desgarro en el isquiotibial?

Grado II: desgarro moderado de las fibras con superficie menor a 1/3 del músculo con aponeurosis intacta y hematoma localizado menor de 3 cm.

Hay tres músculos que bajan por la parte posterior de la pierna, desde el muslo hasta la rodilla (el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso) que ayudan flexionar la rodilla y a extender la cadera. Conjuntamente, todos ellos reciben el nombre de músculos isquiotibiales. Una distensión de isquiotibiales, también conocida como “tirón de isquiotibiales”, ocurre cuando uno o más de estos músculos se estiran o distienden demasiado y se empiezan a desgarrar.

Las distensiones de isquiotibiales pueden ser leves, con poco dolor y un período de recuperación breve. O pueden ser graves y requerir una operación una operación y el uso de muletas durante varias semanas.

Cuáles son los síntomas de una distensión de isquiotibiales?

Lo más probable es que, si experimentas una distensión de isquiotibiales mientras corres, lo sepas inmediatamente. Sentirás un dolor agudo y tal vez un crujido en la parte posterior del muslo. No podrás seguir corriendo y es posible que te caigas.

Otros síntomas de distensión de isquiotibiales son los siguientes:

  • dolor en la parte posterior del muslo al extender o doblar la pierna
  • sensibilidad inusual al tacto o presión, hinchazón y aparición de hematomas en el área afectada
  • debilidad en la pierna afectada que dura mucho tiempo después de sufrir la lesión

¿Cómo se diagnostican las distensiones de isquiotibiales?

Una distensión de isquiotibiales la puede diagnosticar un entrenador en el banquillo o bien un fisioterapeuta. A menudo, es necesario ir al médico cuando se padece esta afección. El médico te explorará la pierna y te hará preguntas sobre cómo te ocurrió la lesión y sobre cuánto te duele.

La exploración le ayudará a discernir cuál es el grado de distensión que padeces:

La causa principal de esta lesión es:

  • Retomar la actividad física demasiado pronto después de haberse lesionado.
  • Las distensiones de isquiotibiales necesitan mucho tiempo de reposo para curarse por completo. Intentar reiniciar la actividad física demasiado pronto después de una distensión aumenta las probabilidades de una  nueva lesión de isquiotibiales.

  • Esto es lo que le Pasó a Fernando Gago al parecer no estaba totalmente recuperado de su lesión y la gran carga que significa el esfuerzo de una pretemporada lo sacaron otra vez del comienzo de una temporada.

Sobre Conrado Sehmsdorf 552 Artículos
Director de la Web Somos de Boca nacido en Buenos Aires Escritor y Poeta

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*