La Bombonera

53f67c9a2c9c6

Nombre: Alberto J. Armando (La Bombonera)

Capacidad: 50.000
Fecha de inauguración: 25 de mayo de 1940
Dirección: Brandsen 805
Teléfono: 4309-4700
Cómo llegar: colectivos 10-20-22-24-25-29-33-39-46-53-54-64-70-74-86-93-102-129-130-152-159-168-186

Sectores
Palcos, Plateas y Generales.
Puertas de Acceso
Calle Brandsen: puertas 1-2-3-3 bis-4-5-5 bis-6
Calle Iberlucea: puertas 7-7 bis-8-9-9 bis-10-10 bis-11-11 bis-12-13-14
Dentro del Club (ingresando por las calles Aristóbulo del Valle o Espora): 17-18-19-20-21-22
El horario de boletería depende del partido. Las mismas se encuentran en la calle Wenceslao Villafañe (Anexo complejo deportivo CASA AMARILLA).
Cuenta con un espacio (Platea L) debidamente adecuado para contener a los discapacitados en sillas de ruedas y sus respectivos acompañantes. El ingreso es por ascensor ubicado en la puerta 18 del Estadio.
Estacionamiento
El estadio cuenta con estacionamiento para los abonados del club. Al mismo se accede por Espora (a Playa 1 o Playa 2) o por Aristóbulo del Valle e Irala (a Playa 3).
Servicios
El estadio cuenta con bar, confitería y concesionarios.

Breve historia:

1916oficial

El 25 de mayo de 1940 y bajo la presidencia en el club del Sr. Eduardo Sánchez Terrero nace la tan legendaria BOMBONERA. Ese día se jugó un partido amistoso ante SAN LORENZO DE ALMAGRO. El partido lo ganó BOCA por 2 a 0. El impulsor de esta obra fue el Sr. CAMILO CICHERO, presidente de BOCA entre los años 1937 y 1938. El 25 de mayo de 1940 se inauguró oficialmente el nuevo estadio de Boca Juniors. Su nombre oficial homenajearía al doctor Camilo Cichero, presidente de la institución. Pero su bautismo popular, por la forma rectangular y elevada de su edificación, sería “la Bombonera”.

0001193061

El día inaugural Boca batió a San Lorenzo por 1 a 0, con gol de Ricardo Alarcón. Su particular arquitectura le dio una ventaja deportiva extra: una acústica singular, que hace temblar a propios y visitantes cuando su hinchada, “el jugador número 12″ comienza a alentar en un coro envolvente. Así, el coro fue protagonista de los muchos triunfos celebrados en esta cancha. Sin embargo, el emplazamiento fue una complicación para las ansias de expansión del escenario (uno de los mejores para ver el fútbol “de cerca”, como gustan los aficionados) ya que la concurrencia de Boca fue en aumento año tras año. Así, muchas veces se habló de su traslado o remodelación. Ambas cosas fueron, por una razón u otra, imposibles, más allá de las meras reformas.